Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Comparte estas Artículo
X

¿Qué es la ictericia del recién nacido?

(0 opiniones)

La ictericia fisiológica del recién nacido se debe al exceso de bilirrubina que se encuentra en la sangre y que el organismo del bebé aún no puede procesar, reflejándose en la pigmentación amarillenta de la piel del bebé y de sus ojitos.

Miércoles, Abril 27th, 2016

Si bien hay más de un factor por el que un bebé se puede poner amarillo después de nacido, la ictericia fisiológica es la más común en los pequeños que recién llegan al mundo. El pediatra y Director de la Sociedad Chilena de Pediatría, Francisco Moraga nos cuenta de qué se trata.

La ictericia fisiológica del recién nacido se debe al exceso de bilirrubina que se encuentra en la sangre y que el organismo del bebé aún no puede procesar, reflejándose en la pigmentación amarillenta de la piel del bebé y de sus ojitos.
 
Si te sentís identificada con estas palabras, ¡no te asustes! Si bien, la ictericia fisiológica de tu bebé siempre debe ser controlada por el pediatra tratante, es importante que sepas que no es una enfermedad, sino un estado temporal de tu hijo que se presenta en alrededor del 50% de los bebés después de las 24 horas de nacido, generalmente al segundo o tercer día. “Los recién nacidos tienen propensión a que presenten aumento de la bilirrubina en la sangre, ictericia, porque nacen con un "exceso" de glóbulos rojos que compensan el estado de bajo oxígeno que el bebé tiene en el útero”, explica el doctor Moraga.
 
Sin embargo, este estado desaparece cuando el bebé aprende a respirar solito, lo que provoca, afirma el pediatra, “la destrucción de estos glóbulos rojos sobrantes, desbordando la capacidad del hígado de eliminar la hemoglobina como bilirrubina”
 
Por lo general, este estado se manifiesta en la cabecita y a medida que van pasando los días se va trasladando al resto del cuerpo (pecho, abdomen, brazos y piernas), hasta llegar al día 5 de vida, periodo en que la bilirrubina se puede apreciar en su nivel más alto.
 
Por eso, es muy importante que el pediatra revise al recién nacido los días después del parto, ya que por medio de un simple examen de sangre podrá determinar los niveles de bilirrubina del niño y determinar si corresponde a esta causa o a otras más complejas. Y si todo va bien y sigue su proceso normal, puedes quedarte tranquila y continuar con la rutina normal de tu bebé, (esto incluye amamantar de forma normal) ya que pasados unos días (una o dos semanas) este color amarillento de su piel, desaparecerá. 
 
Si estos datos no son suficientes para detectar la ictericia de tu hijo, te contamos que la mejor forma de descubrir dicho estado del bebé es mirando su piel bajo una luz potente. En nacidos de piel clara es evidente la presencia de este color amarillento, sin embargo en niños con pieles más oscuras, debes prestar mayor atención y, para ello, te aconsejamos, además, fijarte en las palmas de las manos y de los pies de tu hijo, ya que su pigmentación es más clara y será más fácil distinguir el caso.
 
Si bien, este es un episodio normal, siempre es aconsejable consultar con el pediatra ante cualquier duda acerca de la salud de tu bebé, y poder disfrutar tranquila lo que significa ser mamá.
 
 
Fuente: Doctor Francisco Moraga, Pediatra y Director de la Sociedad Chilena
de Pediatría.
Academia Estadounidense de Pediatría.

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede más sencillo con solo un clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Aprende sobre nutrición a tu ritmo.
  • Contáctanos y comparte tus consultas.
  • Prueba nuestras prácticas herramientas

Registrarme

Contenido Relacionado
Revisión de Artículos