Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Comparte estas Artículo
X

Niños sin estrés

(0 opiniones)

No se trata de que tu hijo tenga el mínimo de actividades posibles, pero sí de que su “agenda” sea equilibrada.

Miércoles, Abril 27th, 2016

La sobre exigencia en los niños, desde muy pequeños, es un tema preocupante en la sociedad actual, dominada por el éxito y la competitividad y en la que los pequeños crecen al ritmo del reloj. Un especialista nos da algunas señales para educar sin estrés.

Potenciar las aptitudes de tu hijo a través de diferentes actividades es siempre positivo, ya que genera habilidades sociales, sin embargo, existe una tendencia global por parte de los padres de saturarlos desde chicos, con actividades extra curriculares, que en ocasiones, más que un aporte a su desarrollo, inhiben su mente creadora. Así lo explica la Psicóloga Clínica y Terapeuta Familiar, María José Carranza: “El niño debe tener ciertos espacios de ocio. Esto tiene que ver con espacios en los que pueda utilizar la imaginación y desplegar recursos para entretenerse. Tiene que ver con el pensamiento no literal, ese que divaga, el que da opciones a la creatividad y a que el niño pueda soñar e inventar, creando un mundo imaginario, necesario en el desarrollo infantil.”
 
No se trata de que tu hijo tenga el mínimo de actividades posibles, pero sí de que su “agenda” sea equilibrada. Es decir, que sepa distinguir lo que significa aprender, de lo que es juego y ocio, de lo contrario, su día se transformará en un aprendizaje continuo, provocándole agotamiento. “Si la sobre exigencia es tal, como la que tiene en el jardín infantil o colegio, no descansará nunca, transformándose en un sujeto de rendimiento en todo horario.” Afirma la psicóloga.
 
 
Palabra de padres
 

La tarea para evitar este problema es, sin duda, de los padres. Cuántas veces hemos escuchado acerca de padres que intentan cumplir sus deseos frustrados a través de sus hijos. Sin embargo, el problema se presenta cuando esta frase se transforma en hechos concretos, que llevan a los padres a inscribir a sus hijos en todas las actividades que ellos mismos, por algún motivo determinado, no pudieron realizar durante su infancia, olvidándose de que su hijo es un individuo distinto, con intereses y aptitudes diferentes que lo llevan a ser único.
 
Ante esta situación, la especialista afirma que “los padres tienen que tomarse el tiempo de observar quiénes son sus hijos y cuáles son sus gustos y de esta forma potenciarlos a través de actividades que los motiven”.
 
El aburrimiento es otra de las problemáticas actuales y los niños cada día saben menos cómo combatirlo. Por otro lado están los padres que se desesperan frente a esta situación, que es un hecho normal y positivo, como lo explica María José: “El niño debe tolerar algunos espacios de aburrimiento, ya que ésta es la única forma para aprender a buscar herramientas y superar esta situación.” Si los padres, no somos capaces de brindarles estos espacios de aburrimiento, saturándolos de actividades, estamos educando niños incapaces de crear momentos de distensión por ellos mismos, teniendo que necesitar siempre de factores externos que los motiven.

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede más sencillo con solo un clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Aprende sobre nutrición a tu ritmo.
  • Contáctanos y comparte tus consultas.
  • Prueba nuestras prácticas herramientas

Registrarme

Contenido Relacionado
Revisión de Artículos