Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Comparte estas Artículo
X

¿Mi bebé es alérgico a la leche de vaca?

(0 opiniones)

Esta alergia puede presentarse tanto en lactantes  como en niños o adultos.

Jueves, Abril 21st, 2016

La alergia a proteínas de la leche de vaca es una reacción anormal que experimentan algunas personas cada vez que ingieren dicho alimento o algunos de sus derivados (queso, yogur, proteínas del suero de leche, etc.).

Esta alergia puede presentarse tanto en lactantes  como en niños o adultos.

También es importante no confundir la alergia a la proteína de la leche de vaca con la intolerancia a la lactosa. Está última presenta síntomas digestivos que se manifiestan en aquellas personas que no tienen en su intestino delgado la capacidad de digerir lactosa (azúcar de la leche).

 

¿Por qué pueden tenerla los lactantes si toman leche materna?

En algunos lactantes pequeños, la alergia a proteínas de la leche de vaca es desencadenada por el paso de dichas proteínas a la leche de la madre que  amamanta a través de  los alimentos que consume la mamá. Esta proteína es ingerida con la leche materna por el lactante, quien sufre un proceso de sensibilización que induce los síntomas.

 

¿En qué consiste el fenómeno de sensibilización?

Cuando un lactante o niño desarrolla un cuadro de alergia a la proteína de la leche de vaca, esto significa que su sistema inmunitario o de defensas está reaccionando de forma anómala a dicho alimento. En la mayoría de los casos, las primeras veces que el niño toma leche no se producen síntomas, los que aparecen con el correr de los días o semanas.

 

¿Es este un cuadro frecuente?

Se estima que entre el 1% y el 7,5% de los lactantes son alérgicos a las proteínas presentes en la leche de vaca y en todos sus derivados.

 

¿A qué edad aparece?

La alergia a las proteínas de la leche de vaca se puede manifestar desde el primer mes de vida o más tarde, cuando el niño ya tiene varios meses de edad. En la gran mayoría de los casos la alergia no es una enfermedad que se instala en forma instantánea, sino que se va desarrollando con el tiempo, hasta que llega un momento en que  los procesos inflamatorios provocan síntomas.

 

¿Cuáles son estos síntomas?

Los síntomas son variados y se pueden manifestar en múltiples órganos. Pueden aparecer síntomas como diarrea, a veces con sangre, dolor abdominal, vómitos o regurgitación. En otros casos aparecen lesiones de la piel, tales como eczema, urticaria, o edema (hinchazón) de los labios, párpados, manos o incluso de la lengua. También puede producir síntomas respiratorios como asma, estornudos  y obstrucción nasal.

 

¿Qué tratamiento tiene?

El tratamiento generalmente consiste en evitar estrictamente el consumo de leche de vaca, sus derivados, y productos que la contengan entre sus ingredientes.

Para el caso de los lactantes que presentan sangrado rectal, se indica a las mamás que amamantan la supresión de su dieta de la leche y de todos sus derivados. Para los bebés que ya dejaron de tomar leche materna y en los niños que toman leche se debe emplear alguna leche especial que puede ser a base de soja o con una proteína láctea que haya sido fragmentada por un proceso especial (hidrólisis.)

La leche materna es el mejor alimento para el recién nacido. Se recomienda la alimentación complementaria a partir de los 6 meses de edad del niño. Consultá a tu pediatra.

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede más sencillo con solo un clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Aprende sobre nutrición a tu ritmo.
  • Contáctanos y comparte tus consultas.
  • Prueba nuestras prácticas herramientas

Registrarme

Contenido Relacionado
Revisión de Artículos