Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Comparte estas Artículo
X

Meriendas, ¿qué le ofrezco?

(0 opiniones)

Las colaciones pueden ayudar a cubrir los nutrientes o las energías que los pequeños no logran cubrir con las comidas principales, dada la capacidad reducida de sus estómagos.
 

Jueves, Abril 21st, 2016

Por lo general, los más chicos comen con más frecuencia que los adultos. Sus alimentos deben ser distribuidos en varias comidas a lo largo del día: por ejemplo, desayuno, almuerzo, merienda, cena y alguna colación (que es una pequeña comida entre horas, a media mañana o a media tarde)

Hay que tratar de hacer de la colación una opción rica y saludable para el día de tu niño. ¿Cómo?
 
Acá te damos algunas ideas:
 
• Frutas y verduras: frescas y brillantes. Podés ofrecérselas crudas y cortadas en trocitos (bastones, círculos). Una taza de sopa de verduras puede resultar otra opción. Una porción de ensalada de frutas o gelatina con frutas. Un vaso de jugo o licuado de fruta que puedan tomar con sus manos. También podés alternar con algún alimento en frasquito con colados de fruta, que resultan fáciles de comer e incluso, puede ser una alternativa para la mochila de los más pequeños para llevar al jardín maternal.
 
• Cereales: en esta categoría tenés muchas alternativas. Desde las diferentes variedades de Cereales Infantiles NESTUM, hasta copos de cereales, galletitas integrales, un pancito con queso, un pancito recién tostado, pochoclos cocidos sin aceite y sin agregado de sal ni azúcar.
 
• Leche, yogur o quesos: una cajita de leche con cacao, yogur, bastones de queso fresco o duro tipo de rallar, un flan, arroz con leche.
 
• Tratá de que las colaciones estén alejadas 2 horas de las comidas principales, así tu hijo tiene apetito a la hora de sentarse a la mesa.

• Ofrecele porciones pequeñas, es preferible que te pida por más si aún continua con hambre.
 
• Buscá el equilibrio a lo largo de todas sus comidas: tratá de incluir alimentos de los 5 grupos principales: cereales y derivados y legumbres, frutas y verduras, carnes y huevo, leche yogur y queso, y aceites y grasas, incluso a la hora de pensar en las colaciones.
 
• Las colaciones deben ser ofrecidas cuando los chicos realmente tienen hambre, no como “premio o castigo”. Es importante poder descifrar si lo que pide es realmente por hambre o para llamar la atención.
 
• Algún día podés ofrecerle una golosina, pero evitá que sienta que eso es un premio y darle excesiva trascendencia.

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede más sencillo con solo un clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Aprende sobre nutrición a tu ritmo.
  • Contáctanos y comparte tus consultas.
  • Prueba nuestras prácticas herramientas

Registrarme

Contenido Relacionado
Revisión de Artículos