Sorry, you need to enable JavaScript to visit this website.
Comparte estas Artículo
X

Masajes para bebés

(0 opiniones)

El contacto físico con tu hijo es una de las mayores demostraciones de cariño que él puede sentir.

Miércoles, Abril 27th, 2016

El contacto físico con tu hijo es una de las mayores demostraciones de cariño que él puede sentir y para ello una excelente opción es el masaje que, además de entregarle todo tu amor a través de la calidez de tus manos, lo relaja y le permite conciliar mejor el sueño.
 
El masaje para bebés tiene un nombre especial, se llama Shantala, conocido como el masaje terapéutico para bebés proveniente de la India y traído a Occidente por el doctor F. Leboyer, tras observar a una madre como masajeaba durante horas a su bebé, logrando grandes resultados.
 
 Beneficios
 
Esta terapia hace que los niños se calmen, adquieran tranquilidad en el sueño, que les cueste menos quedarse dormidos, y un desarrollo psíquico positivo. Se tornan más tranquilos, duermen mejor, se ríen más, estrechan su relación con la madre y se enferman menos. Además de adquirir el gusto por el abrazo y el contacto físico, y se sienten más seguros, potenciando su estructura emotiva futura.
 
Esto se debe a que los masajes involucran todos los sentidos del bebé, provocándoles sensación de bienestar y placer. No sólo sienten el contacto de las manos sobre su piel, sino que experimentan sensaciones a través de la audición, el olfato y la visión, permitiéndoles desarrollar de mejor manera todos sus sentidos.
 
Les podés aplicar estos masajes desde el primer mes de vida y la idea es que sea uno por día. Para hacerlo, no tienes que ser experta, sin embargo, aquí te entregamos algunas recomendaciones de cómo realizarlo:

1.- Relajá las manos y concentrate en tu bebé.
 
2.- Sentate en el suelo con una colchoneta, en la cama, o de rodillas. Durante el ejercicio se debe mirar, conversar o cantarle constantemente al bebé.
 
3.- El masaje se debe hacer en un ambiente con una temperatura cálida (20° a 22° C), ya que idealmente el niño debe permanecer desnudo.
 
4.-Los mejores momentos para hacerlo son entre las comidas, después del baño y cambio de ropa o antes de ir a dormir.
 
5.- Untá las manos en aceites sin aditivos para lubricar la piel del niño, no sin antes consultar con el pediatra.
 
6.- Masajeá de arriba hacia abajo y del centro hacia afuera, es decir, desde la cabeza a los pies, pasando por el cuello, el tronco, los brazos, las manos, la pancita, las piernas y dedo por dedo. Luego, por la espalda, desde los hombros hasta los talones, siguiendo movimientos circulares.
 
7.- Es conveniente empezar por la parte delantera del cuerpo del bebé. Si él está boca arriba puede tener contacto visual con su madre y ver lo que ella hace con sus manos.
 
8.- Cuando termines, abrigá de inmediato al niño para que no se enfríe. Si el bebé se encuentra resfriado, con fiebre o diarrea, no es recomendable practicar esta terapia.
 
 
Fuente: Asociación Internacional de Masaje Infantil.

Leer más

Únete a nuestro club

Ser padres puede más sencillo con solo un clic. Encuentra recomendaciones y soluciones para tus dudas más frecuentes.

  • Aprende sobre nutrición a tu ritmo.
  • Contáctanos y comparte tus consultas.
  • Prueba nuestras prácticas herramientas

Registrarme

Contenido Relacionado
Revisión de Artículos